La PRIMERA PRESEA con la que identificamos al avicultor que ha cumplido 15 años de esfuerzo, es un pollo rompiendo el huevo, con esto se simboliza el haber iniciado la etapa reproductora.

De tal manera encontramos que, la primera presea con la que identificamos al avicultor que ha cumplido 15 años de esfuerzo, es un pollo rompiendo el huevo, con esto se simboliza el haber iniciado la etapa reproductora. Conseguir reproducir los huevos y darle lugar al pollo, lo que se traduce en algo muy significativo.