Falso, los pollos y las gallinas se alimentan con dietas compuestas por granos como maíz y las fuentes proteicas como frijol de soya, más complejos vitaminados y bien balanceados para que la gallina produzca casi un huevo por día. Las gallinas y pollos modernas de hoy en día son muy eficientes y jamás reciben hormonas.