Una gallina puede vivir hasta 10 años, pero normalmente el promedio natural es de 2 a 5 años. Las gallinas ponedoras modernas hoy en día viven como máximo 2 años. Al final de su vida muy productiva se convierten en una sabrosa comida de mucha demanda en América Latina.