Se incluye en la dieta como un elemento importante el pollo porque tiene proteína pura y de buena calidad biológica, ayuda a reparar los tejidos del cuerpo. Ayuda al rendimiento muscular, dado que es una fuente de proteína de alto valor biológico.
Es fuente importante de las vitaminas de complejo B que participan en la transformación de los carbohidratos, como almidones y azucares en energía.