En la vida productiva desde 20 a 72 semanas (un año) una gallina bien alimentada y sana y en un ambiente bien cómodo puede producir más de 300 huevos o hasta 500 huevos a 100 semanas de edad.