Si, la cáscara del huevo tiene más de 15,000 poros donde el huevo intercambia O2 y Co2. Si dejamos los huevos afuera de su empaque cerca de productos con olores fuertes como el pescado o la cebolla, etc. pueden absorber estos olores con el tiempo.