Los alimentos aportan al cuerpo la energía para su funcionamiento. Pero, ¿Cómo?
Están hechos de sustancias químicas; igual que el organismo. Despiertos o dormidos, el organismo sigue utilizando estos químicos para mantener el organismo saludable y activo, estos químicos utilizados deben ser repuestos y son los alimentos quienes los reponen.
Estos químicos son llamados NUTRIENTES. Existen dos grandes grupos de nutrientes: los energéticos: carbohidratos, proteínas y grasas, y los no energéticos: vitaminas, minerales y agua.

Los carbohidratos
– Son el nutriente más abundante.
– Son la principal fuente de energía para el organismo.
– Ayudan a la eficiente utilización de las proteínas.
– Proveen la fibra para una buena digestión.
– Proveen además: proteínas vegetales, vitaminas A, B, y C, calcio, fósforo y hierro.
– Del 50 al 65% del total de calorías de la dieta
– Fuentes: frutas, vegetales, granos, raíces, hojas, tallos, flores;

Las proteínas.
– Están formadas por aminoácidos,
– El organismo utiliza los aminoácidos para construir sus propios tejidos.
– Las proteínas de alto valor biológico proveen todos los aminoácidos esenciales. Los alimentos de origen animal como el pollo y el huevo contienen estas proteínas.
– Algunas combinaciones de vegetales forman proteínas de alto valor biológico, por ejemplo: frijoles – maíz.
– Construyen tejidos y reparan daños.
– Hacen que los sistemas corporales trabajen con eficiencia.
– Pueden ser fuente de energía cuando no se consumen suficientes carbohidratos.
– Proveen además otros nutrientes que las acompañan: vitaminas A, D, E, K y minerales.

Las grasas.
– Están compuestas por ácidos grasos que contienen carbono, oxígeno e hidrógeno.
– Algunos de estos ácidos grasos pueden ser fabricados por nuestro organismo.
– Los ácidos grasos que no pueden ser fabricados en nuestro organismo son llamados esenciales y deben ser consumidos a través de los alimentos.
– Ácidos grasos saturados: contienen todo el hidrógeno que pueden guardar. Las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente, están contenidas es los alimentos de origen animal y en algunas grasas vegetales como el coco.
– Ácidos grasos poliinsaturados: contienen menos hidrógeno, son líquidos a temperatura ambiente, se encuentran en grasas de origen vegetal y en pescado.
– Proveen los ácidos grasos esenciales, necesarios para una piel saludable, para el sistema nervioso, hormonal y otros procesos químicos.
– Transportan las vitaminas liposolubles: A, D, E, K.
– Proveen energía.
– Favorecen el sabor de las comidas.
– Las grasas deben aportar entre un 20 a 30% del total de calorías de la dieta.

jueves-fesa2