El diseñador utilizó en la creación de este testimonio el metal, moldeado bajo la filosofía que la Asociación de Avicultores (AVES) ha deseado destacar con aquellos avicultores que a la fecha han cumplido 15. 20 y 25 y más de 35 años de trabajar con empeño y dedicación, dentro de la industria avícola salvadoreña.

La perseverancia se convierte dentro de este estos estímulos como sinónimos de tiempo, experiencia, entrega, triunfos y es por ello que han sido diseñadas CUATRO PRESEAS identificando en cada una un espacio de tiempo de manera ascendente.

Cada presea posee en su base el logo de la Asociación de Avicultores de El Salvador, además, una placa con el nombre de la persona que es reconocida y quien escribe una página más en la historia de la industria avícola.