Vive la fiebre mundialista, con las mejores recetas de pollo y huevo en todo el mundo.

Hoy conocerás una receta exquisita con huevos que se prepara en RUSIA.

La tradición de hacer kokurki estaba vinculada a la Pascua. Después de esta festividad cada familia tenía algunas sobras de huevos pintados que no habían comido durante las celebraciones. Para que no se perdieran las amas de casa hacían kokurki, envolviendo los huevos cocidos en una “cascara” de masa integral. De esta manera, el huevo seguía fresco durante un semana, si no más. Es más, gracias a las particulares cualidades de la harina integral el kokurki no se endurecía. Por esta razón se convirtió en una comida que llevaban a viajes largos. Tradicionalmente se servían con sopa.