• Las ampollas.
  • Las lesiones.
  • Poco descanso.
Gabriel Recinos